PLANES DE CONTINGENCIA

En los momentos actuales se han incremetado los factores de riesgo en todos los ámbitos de la sociedad, debido a la evolución y crecimiento de la población, desarrollo industrial y tecnológico. Los factores de riesgo pueden resultar como consecuencia de la naturaleza (sismos, terremotos, inundaciones,  entre otros) ó del accionar del hombre (incendio, explosión, contaminación ambiental por materiales nocivos, guerra, terrorismo, alteración del orden público, etc.). Como consecuencia de ello, resulta cada vez más importante establecer PLANES DE CONTINGENCIA para resolver de manera eficiente la situación de emergencia suscitada.

¿QUÉ ES UN PLAN TE CONTINGENCIA?

Se entiende por PLAN DE CONTINGENCIA los procedimientos alternativos al orden normal de una empresa, cuyo fin es permitir el normal funcionamiento de esta, aún cuando alguna de sus funciones se viese dañada por un accidente interno o externo. Dicho plan contiene las medidas técnicas, humanas y organizativas necesarias para garantizar la continuidad del negocio y las operaciones de una compañía.

La Función principal de un Plan de Contingencia es la continuidad de las operaciones de la empresa su elaboración la dividimos en cuatro etapas:

1. Evaluación.

2. Planificación.

3. Pruebas de viabilidad.   

4. Ejecución.

Las tres primeras hacen referencia al componente preventivo y la última a la ejecución del plan una vez ocurrido el siniestro.

¿Para qué son los Planes de Contingencia?
 

Un Plan de Contingencia está orientado al control inmediato de situaciones que puedan o se hayan presentado, afectando personas, infraestructura o sistemas de una comunidad o grupo humano en una situación específica.

Su aplicación facilita los procedimientos de asistencia humanitaria haciendo eficiente la distribución del talento humano y el uso de recursos necesarios; asimismo, la organización de las operaciones y su logística, logrando mejores tiempos de respuesta y resolución de los eventos de emergencia, con mayor beneficio para los afectados.

Un plan de contingencia contempla tres tipos de acciones, las cuales son:

  • Prevención: Conjunto de acciones a realizar para prevenir cualquier contingencia que afecte la continuidad operativa, ya sea en forma parcial o total. Esta vela por reducir el impacto, permitiendo restablecer a la brevedad posible los diferentes aspectos reducidos.
  • Detección: Deben contener el daño en el momento, así como limitarlo tanto como sea posible contemplando todos los desastres naturales y eventos no considerados.
  • Recuperación: Abarcan el mantenimiento de partes críticas entre la pérdida de los recursos, así como de su recuperación o restauración